Huellas Nómadas

Nuestra Filosofía

Inicio

VIAJES HUELLAS NÓMADAS

Nuestra filosofía, nuestros valores. Los viajes de Huellas Nómadas tienen personalidad propia.

Somos una agencia de viajes con alma y espíritu joven, con cada día más y más ganas de ampliar nuestro horizonte, proponer nuevas experiencias alrededor de este maravilloso mundo, conocer nuevos e increíbles países y tratar de ofrecerte lo mejor de Huellas Nómadas a través de viajes únicos e inolvidables.

Detrás de Huellas Nómadas, hay un equipo humano y cercano, muy ilusionado, entusiasta e inconformista por naturaleza. Siempre tratamos de darle una vuelta de tuerca a cada aspecto, mejorar a cada paso y seguir una misma línea, sin alejarnos de nuestra manera de ser, de nuestra filosofía: ofrecer rutas auténticas y con carácter aventurero, de carácter vivencial repletos de experiencias, contribuir a la economía del país, respetar, conocer y aprender de las culturas locales, la naturaleza y el entorno.

El continente africano es nuestra devoción. ¿Para qué engañarnos? Y aunque odiamos las generalizaciones, cada vez que nos hemos adentrado en los diferentes países de África que (por el momento) conocemos, nace un mismo sentimiento difícil de expresar. Viene de muy adentro, de las entrañas, y eso solo lo hemos sentido aquí, en África. Sin embargo, no queremos olvidarnos del maravilloso e inmenso mundo en el que vivimos. Hay otros tantos lugares que también nos hacen vibrar y sentir. Y son estos los que, además de los destinos africanos, entran en la programación de Huellas Nómadas, aquellos que tienen una conexión especial con la naturaleza, la cultura y en los que hubo un día, que nos cautivaron.

Así que ya ves, en Huellas Nómadas no hay cabida para cualquier tipo de destino ni de viaje. No todos los países entran en nuestra filosofía. ¡Ojo! Eso no quiere decir que sean menos increíbles. Pero queremos ser coherentes con lo que ofrecemos y hacerlo desde la pasión. Queremos poder transmitir el amor y ese enganche que tenemos con cada uno de los destinos que sí ofrecemos.

¿Cómo Son Los Viajes En Grupo De Huellas Nómadas?

La idea de realizar viajes en grupo surge con la intención de poder dar la oportunidad de viajar en compañía sin tener que depender (necesariamente) de tu gente. A veces puede resultar complicado ponerse de acuerdo en las fechas, en el destino, en la manera… Pero no queremos que eso sea un impedimento para poder lanzarte a descubrir el mundo. Normalmente las personas que os unís a estos viajes grupales, lo hacéis “solas”. Y aunque vinierais acompañadas, partimos de que, si os habéis unido a un grupo, es porque sois gente maja y abierta de mente y sobre todo, dispuesta a conocer, compartir y ampliar vuestro círculo de amistades. Sino, ¿qué sentido tendría unirse a un grupo con el que convivimos mínimo una semana?

Estos viajes, parten de esa premisa, y fueron concebidos con esta idea: poder viajar solo/a en compañía de otros viajeros y viajeras dispuestos a vivir, como tú, una gran aventura.

Los grupos iréis acompañados por nuestro equipo de guías locales y/o tourleaders de Huellas Nómadas, viajerxs experimentadxs que pueden, o no, haber estado previamente en el país al que se viaja. Eso sí, la ruta habrá estado trabajada conjuntamente, planificada y gestionada. Todas y cada una de las personas que forman parte del equipo darán lo mejor de sí para que todo el mundo disfrute al máximo del viaje.

El acompañamiento del grupo variará en función del destino. En algunas ocasiones, irán solamente tourleaders, quien se encargará de la gestión, coordinación y acompañamiento del grupo, como pasa con Noruega e Islandia. En otros casos y por las características del viaje, el peso recaerá exclusivamente en el equipo local, así que habrá como mínimo una persona de habla hispana entre los guías del destino; por ejemplo, Benín o Tanzania. Por último, también habrá ocasiones en las que harán falta ambas figuras, así que las responsabilidades se repartirán entre guías locales y tourleaders, como pasa con los viajes a Egipto y Nepal.

Los grupos serán de máximo de 10 personas. La mejor manera de no alterar los lugares que visitaremos y mantener la esencia de los grandes viajes, además de mantener el carácter familiar del grupo. Viajar en pequeños grupos (de entre 7 y 10 personas) nos permitirá sumergirnos más de lleno en el país al que vamos y por ende, aprender más de su gente, profundizar más en la cultura local y sus tradiciones ya que lo viviremos más de cerca, desde dentro.

Además, ir en grupos pequeños da pie a conectar de un modo más cercano entre todos, profundizar en las relaciones, crear fuertes vínculos. Fomenta también una mayor autonomía, flexibilidad y adaptabilidad ante circunstancias que puedan surgir y que surgirán durante el viaje.

VIAJES HUELLA NÓMADA

¿Cómo Saber Si Los Viajes En Grupo De Huellas Nómadas Encajan, O No, Con Lo Que Ando Buscando?

Debemos ser conscientes que en la vida surgen imprevistos y más todavía en determinados países. Cabe decir que en los destinos que ofrecemos en Huellas Nómadas, las infraestructuras muchas veces son más que básicas así que, con más razón, pueden darse situaciones en las que debamos mostrar una actitud flexible, tolerante y adaptativa. ¿No te ha pasado que a veces esos imprevistos son los que más recuerdas de un viaje?

Debemos tener presente también que en muchos de los viajes en grupo trataremos de ofrecer siempre en las rutas experiencias alternativas y de aventura. Hay que dejar claro que no buscamos confort ni lujos, sino más bien autenticidad. Esta será siempre nuestra prioridad y nuestra principal premisa.

¿Qué entendemos como lujo? Estar. Así de simple. Estar en el lugar. Sentir y tener la gran oportunidad de estar experimentando una serie de vivencias que te harán vibrar.

No te vamos a engañar, el rollo mochilero nos va (y mucho), siempre que seamos un grupo conocido muy pequeño y/o tengamos tiempo de sobra para fluir. Pero como agencia y para que puedas disfrutar de verdad de un país en un tiempo limitado, sin preocupaciones, sin tener que debatir constantemente con los miembros del grupo adónde vamos y adónde no, con la pérdida de tiempo que eso puede suponer y con los roces que eso puede generar, consideramos que lo mejor es que el viaje esté organizado, planificado y atado, aunque siempre con un margen de improvisación y flexibilidad.

Eso sí, quítate esa imagen de la típica agencia de viajes convencional, las de toda la vida, que ofrecen paquetes cerradísimos, que viajan en autocares cargados con 50 personas cada uno y que van con el guía y el paraguas o la banderita de turno. Son viajes organizados, sí. Pero no como lo entendemos en Huellas Nómadas. Huimos de este tipo de turismo, del turismo de masas.

Por nuestra parte, queremos que el viaje esté planificado de antemano para así poder ofrecer un buen servicio, de calidad, sin sustos (económicamente hablando), fomentando el bienestar mental y así, que puedas disfrutar de verdad de un viaje como merece, desde la tranquilidad.

Vengas en solitario o en compañía, quieres abrir tu círculo de amistades y compartir la experiencia con gente nueva con intereses comunes. Sabemos que no siempre coincidiremos con todo el mundo (incluso con los tuyos) en cuanto a opiniones se refiere, por lo que debemos mostrar una actitud respetuosa, receptiva, amigable y flexible. Nadie es más que nadie y todos tenemos una opinión propia. Además, viajamos en grupo, no en solitario, por lo que se debe mostrar también una mentalidad de equipo y no ser individualista.

También somos conscientes que allí donde vamos nos encontraremos con otras costumbres, tradiciones, culturas 100% distintas, otro entorno, otro hábitat, otro funcionar. Debemos viajar  siempre con una actitud tolerante y empática. Nadie lo hace mejor, ni peor. Son distintas maneras. Para Huellas Nómadas, en la diferencia está la riqueza. El conocer otras realidades y visiones, nos nutre, nos suma, nos hace abrir los ojos, nos hace reflexionar, incluso nos puede molestar. Pero el mundo es muy grande y variado. Por eso y siempre desde el respeto, apostamos por lo diferente.

No podemos olvidarnos que viajar de manera responsable y desde el respeto, también implica no contribuir en actividades en las que se abusa, maltrata y explota a animales. En este aspecto somos y seremos muy tajantes. Si buscas un viaje donde realizar una vueltita en camello, en elefante, nadar en una piscina con delfines o hacerte fotos con monos disfrazados, no, esta no es tu agencia.

El Decálogo Del Buen / Buena Viajerx De Huellas Nómadas:

¡Atención! Las situaciones que leerás a continuación no pasan siempre ni en todos los viajes, no son siempre así de sufridos. Son supuestos con los que podemos encontrarnos en función del destino y la propuesta y debes mostrar una actitud abierta ante ellos:

¿Sabías Que Contribuimos Con Diferentes Proyectos?

Cuando hablamos de nosotros, también te incluimos a ti que ya formas parte (o quizá te lo planteas) de Huellas Nómadas. Gracias a los viajes podemos contribuir en diferentes proyectos que nos resultan interesantes, necesarios y que encajan con los valores de la agencia.

proyecto de escolarización y acogida a niños y niñas en situación de vulnerabilidad y exclusión social. Actualmente se está construyendo un orfanato para acoger y atender las necesidades de un mayor número de personas.

trabaja para mejorar las condiciones de los colectivos más desfavorecidos con proyectos en España y Gambia. Entre nuestros objetivos está participar activamente junto con asociaciones e instituciones locales en proyectos de educación, gestión medioambiental, sanidad, sensibilización y nutrición mediante una cooperación sostenible.

El objetivo del GHDT es reducir la pobreza rural en Gambia mediante la mejora de la salud, el bienestar y la productividad de TODOS los animales, pero en particular de los animales de trabajo.

Organización que abarca varios proyectos comunitarios de autosuficiencia y autoabastecimiento a través de la construcción de pozos, huertos, rehabilitación de establecimientos sanitarios, educativos, entre otros.

tiene como misión proteger a los más vulnerables en situaciones de emergencia: personas abandonadas en aguas internacionales que huyen de conflictos bélicos, persecución o pobreza y también, colaboran en tierra firme con equipos sanitarios para afrontar emergencias que requieran respuesta inmediata.