Huellas Nómadas

Islandia por carretera: descubre la isla de hielo y fuego

¿Eres de los/as que viajan para conectar con la naturaleza y descubrir nuevos paisajes? ¿Alguna vez has soñado con ver las auroras boreales? Entonces, sin duda, el viaje a Islandia es para ti.

Hace pocos días que hemos vuelto de este país que nos conquistó hace ya unos años y al que hemos vuelto desde entonces varias veces, y en diferentes estaciones, porque no deja de sorprendernos nunca.

Y es que no es lo mismo viajar a Islandia en invierno o en verano. De una estación a otra parece que estemos en otro país diferente. Por eso nos encanta Islandia, porque es tan auténtico que no puedes elegir entre uno u otro. Así que quizás te toque visitarlo en cada estación, como nos pasó a nosotros.

Cuando viajamos a Islandia a veces creemos que estamos muy lejos de la Europa continental, pero no es así. Aunque sus poderosos paisajes te hagan pensar de esta forma.

Por eso te invitamos a visitarlo, porque en los viajes organizados de Huellas Nómadas disfrutarás de viajes alternativos que te harán sentir otras emociones y sensaciones.

Un viaje para disfrutar de la naturaleza

Islandia es conocida como la isla de hielo y fuego, y la verdad es que su nombre la describe a la perfección. Es un país de contrastes preciosos. Por una parte sus enormes cascadas, ríos, lagos y glaciares, y por otra sus más de 200 volcanes activos, fuentes termales, playas de arena negra o géiseres. 

En Huellas Nómadas siempre estamos dispuestos a vivir un viaje a la aventura, por eso este viaje lo realizamos a través de la mítica carretera Ring Road. Una experiencia increíble que no te puedes perder si te gustan los paisajes idílicos, fotogénicos y si eres un apasionado/a de la naturaleza. 

Pero hay algo que es aún más característico de este país, y que deja boquiabierto a cualquiera que tiene la suerte de verlo: las auroras boreales. Esa mezcla de colores en el cielo que enamora a todo el que lo ve. Nosotros aún no nos hemos acostumbrado por más veces que lo vemos. Así es Islandia: sorprendente e impredecible. 

Es importante que sepas que los meses para ver las auroras boreales son entre septiembre y abril, aunque la naturaleza a veces te sorprende y te regala auroras en mayo -como nos ha pasado en nuestro último viaje-. 

En esos meses habrá días en que se aprecie más o menos, todo dependerá del tiempo y de las horas de sol. Pero lo que sí deberás tener en cuenta es la contaminación lumínica, ya que si escoges un lugar con menos contaminación lumínica tendrás más posibilidades de verlo. Por ejemplo, los lugares cerca del Círculo Polar Ártico son mejores que Reikiavik, pero no quiere decir que aquí sea imposible de ver.

Pero todo eso déjalo en nuestras manos, porque sabemos cuáles son los sitios más espectaculares para apreciar las auroras boreales y, además, disfrutar de los mejores alojamientos, en medio de la nada, que te harán descansar y a la vez disfrutar de la belleza y la tranquilidad de este país.

¿Qué sitios visitaremos en Islandia?

Como en todos los viajes organizados en grupo, el orden del recorrido del viaje puede variar, pero siempre visitaremos todos los lugares que te explicaremos a continuación:

El primer lugar que solemos visitar para ir abriendo boca es la pequeña península Snæfellsnes, o como le suelen decir la “Islandia en Miniatura”. Es una forma de disfrutar de todo lo que veremos durante estos días, pero a pequeña escala: cascadas, volcanes, glaciares, montañas… 

Quizás este lugar te suene porque ha sido escenario de muchas películas y series, como la conocida Juego de Tronos. Recorreremos los lugares más bonitos, como la montaña Kirkjufell y su cascada o la única iglesia del país, la iglesia negra de Búðir.

La segunda visita la haremos de camino a Akureyri, pero antes pasaremos por la península de Vatness. Si eres amante de la fauna marina, este lugar te apasionará. Es conocida por la población de focas que habita en sus costas y por la famosa roca del Dragón en mitad del mar. 

Terminaremos el día en Akureyri, la capital del norte situada casi dentro del círculo polar, donde pasaremos la segunda noche y disfrutaremos de sus aguas llenas de cetáceos.

Durante el cuarto día visitaremos Husavik, y si el temporal nos lo permite podremos avistar ballenas, una de las actividades más impactantes del viaje y que los amantes de los animales suelen disfrutar mucho. Después gozaremos de las maravillosas vistas desde la montaña de Husavik.

Aprovecharemos para recorrer las tres cascadas más conocidas de la zona de Akureyri: Dettifoss, la más caudalosa de toda Europa; Selfoss, conocida tener varias cortinas de agua; y Godafoss, la cascada de los dioses. De camino de vuelta al alojamiento también disfrutaremos de la zona geotermal del lago Myvatn.

Al siguiente día, cambiaremos el destino y nos iremos hacia el sur. Pero antes conoceremos la zona de fumarolas de Hverir y el pueblo más bonito de Islandia, Seydisfjördur, conocido por sus casas y calles coloridas. Acabaremos el día en el pueblo de Hofn, al sur de Islandia, donde nos encontraremos un paisaje muy diferente al de los días anteriores.

Ya estamos en la mitad del viaje, y en este sexto día visitaremos muchos lugares. Empezando por un antiguo pueblo vikingo que está en la playa más salvaje y bonita del mundo, Stokksnes. Más tarde, visitaremos la laguna glaciar de Jökulsárlón, llena de enormes icebergs y con vistas al glaciar más grande de Europa, Vatnajökull. Pasaremos también por la Playa de los Diamantes, el pequeño pueblo de Vík í Mýrdal y el parque nacional Skaftafell, donde  después de una caminata conoceremos una de las cascadas más conocidas e impresionantes de Islandia, la cascada Svartifoss. Como ves en un solo día visitaremos muchos lugares, pero esa zona de Islandia lo merece. 

Seguiremos recorriendo el sur de Islandia al día siguiente, y pasaremos por la población costera, conocida por su playa de arena negra y de origen volcánico, Reynisfjara. Esta playa se considera una de las 10 playas más bonitas del planeta y seguramente la habrás visto porque es uno de los lugares más fotografiados, también porque en esta aún se encuentra el avión del ejército americano que se estrelló en la playa. Además, para acabar el día conoceremos tres cascadas más: Skogafoss, Seljalandfoss y Gljufrafoss

Antes de la vuelta a Reikiavik, realizaremos la ruta del Círculo Dorado, una de las rutas más conocidas de la Ring Road que se sitúa a  poco más de 100 kilómetros de la ciudad, y que, si haces una escapada rápida a Islandia, puede ser una de tus salvaciones para ver rápidamente y cerca de la ciudad. Es un recorrido de 300 kilómetros que visita el Parque nacional de Thingvellir, donde se divide el continente americano y euroasiático; la zona geotérmica de Geysir, donde podrás observar uno de los géiseres más grandes del mundo; el cráter volcánico de Kerið; y finalmente la conocida cascada de oro, Gullfoss, una de las maravillas de este país y de toda Europa. Para acabar el día veremos el atardecer en las piscinas geotermales de Secret Lagoon.

El último día de este viaje lo pasaremos en Reikiavik, donde aprovecharemos para visitar bien cada rincón de la ciudad y llevarnos todos los recuerdos que queramos.

No lo dudes más y súmate a esta experiencia inolvidable. Acabarás como nosotros: queriendo volver siempre. 

Comparte este artículo: